jueves, 5 de marzo de 2015

Renta Garantizada de Ciudadanía ya!




CARTA PUBLICA AL PARLAMENT DE CATALUNYA Y AL GOBIERNO DE LA GENERALITAT

¡ES URGENTE APROBAR LA LEY DE LA RENTA GARANTIZADA DE CIUDADANÍA!

Estamos indignados ante la actitud obstruccionista de la mayoría conservadora del Parlament de Catalunya en la tramitación de la proposición de Ley de la Renta Garantizada de Ciudadanía.

Cuando la pobreza se extiende y enquista por todos los rincones de Catalunya y la desigualdad aumenta hasta cotas intolerables -donde el 1% de la población concentra más riqueza que el 70% más pobre según denuncia Intermon Oxfam- el Gobierno de la Generalitat sigue gobernando para los intereses de los más ricos y da la espalda a las personas y familias más necesitadas y vulnerables.

El Presidente de la Generalitat Sr. Artur Mas, a través de los representantes de CiU en la Comisión de Bienestar, familia e inmigración, ha impedido a través de tácticas dilatorias que la proposición de ley por una Renta Garantizada de Ciudadanía presentada en el Pleno del Parlament el pasado 26 de marzo haya sido aprobada hasta la fecha, a pesar que se tramitó por la vía de urgencia y de la aprobación unánime por el propio Parlament el pasado 27 de noviembre de una moción que instaba a garantizar el carácter urgente y sin más retrasos de esta ley.

Sin embargo el gobierno de Artur Mas ha incumplido esta moción cuando ha solicitado a la Mesa del Parlament la tramitación por el procedimiento de urgencia extraordinaria de 9 leyes sin que entre ellas figure la proposición de ley de la Renta Garantizada de Ciudadanía.

La aprobación y aplicación de esta ley permitiría la superación de la pobreza en Catalunya y la redistribución de riqueza que comporta sería un paso importante para reducir la desigualdad.
La insensibilidad social del actual gobierno se pone de manifiesto en el “olvido” de la cohesión social en su plan para crear estructuras de estado en Catalunya, y en la presentación de los nuevos presupuestos donde la partida contra la pobreza y por la inclusión social es notablemente insuficiente…

Las personas abajo firmantes exigimos al Gobierno de la Generalitat y al Parlament de Catalunya un giro de 180 grados en las políticas sociales, mediante la aprobación de la proposición de Ley de la Renta Garantizada de Ciudadanía antes de la finalización de la actual legislatura.

El futuro de Catalunya es inseparable de los avances en la cohesión social, el pleno empleo en condiciones dignas, la garantía de servicios públicos de calidad, el respeto al derecho a la vivienda, todo lo cual es posible a través de políticas de redistribución de la riqueza, y rompiendo con las políticas suicidas de ajuste y austeridad.

No es hora de palabras sino de hechos. Llamamos a las personas, entidades sociales, cívicas y políticas a movilizarse y emprender iniciativas de acción para hacer realidad la aprobación de la Ley de la Renta Garantizada de Ciudadanía en la actual legislatura.

POR UNA CATALUNYA SIN POBREZA, PARO Y DESIGUALDAD
Firmantes:
Joaquim Albareda Salvado, Josep María Alvarez Suarez, Miguel Arenas Gómez, Pepe Baena Iniesta, Antonio Barbará Molina, Enric Bastardes Porcel, Josep Bel Gallart, Pere Bosch i Cuenca, Jordi Arcarons Bullich, Francesc Baltasar i Albesa, Albert Batiste Triadò, Josep Manuel Berenguer Alarcón, Luis Blanco Maldonado, Joan Botella Corral, Jordi Borja Sebastià, Jaume Botey Vallés, Paco Cabezas Palomero, Maximiliano Calero Cabeza, Dolors Camats i Luis, Àngel Campabadal Sole, Miguel Candel Sanmartin, Rosa Cañadell Pascual, Nuria Carrera i Comes, Alex Castillo Navarro, Aritz Cirbián Casado, Ada Colau Ballano, Laura Colls Agudo, Dolors Comas d'Argemir, Maria Comín i Oliveres, David Companyon i Costa, Teresa Crespo Julià, Rosa María Chía Ballester, Luis Diaz Gomez, Albert Escofet Sanchez, María Neus Escofet, Carmen Espinosa Antón, Ramón Espuny Solé, Cristina Faciaben, Pedro Fernández Herrero, David Fernández i Ramos, Daniel Font i Cardona, Josep Fontana Lázaro, Teresa Forcades i Vila, Ramón Franquesa Artés, Antonio Fuertes Esteban, Gemma Galdon Clavell, Joan Carles Gallego i Herrera, Marga García Canela, Juan Berchmans Garrido Pérez, Nuria Garrido Mena, Josep María Gasch Riudor, Paco Gea Villen, Jordi Giró Castañer, Joan Godayol Colom, Ana González, José Antonio González Espada, Itziar González Virós, Joan Antoni Gonzàlez i Serret, Eva Granados Galiano, Joan Herrera i Torres, Jennifer Jiménez Quintana, Jesús Jiménez Colás, Rocío Jimenez Ferreiro, Gemma Lienas i Massot, Salvador López Arnal, Cristina López Detomasi, Carlos Macías, Big Mama Montse, Patrizia Manzo Apice, Carmen Laura Marino Avellà, Laura Massana i Mas, Agustín Mataró Soto, Joan Mate Panzano, Joan Mena Arca, Joan Mestres Giménez, Albert Miralles Güell, Neus Molina Moreno, Anna Monjo Omedes, Pau Monterde, Juan Montero Ruiz, Mª Luisa Montijano Rodriguez, Sara Moreno Colom, Carme Murias Bustelo, Manuel Navarro Castillo, Vicenç Navarro López, Juan Josep Nuet i Pujals, María Olivares i Usac, Arcadi Oliveres i Boadella, Roger Ortega Lluelles, Albert Pallás, Pilar Paz Sierra, Laura Pelai Bargalló, Victòria Peña Carulla, Natali Pimentel, Gerardo Pisarello Prados, Lluis Rabell, Daniel Raventós Panyella, Albert Recio Andreu, Diego Jesús Rejón Bayo, Montserrat Ribas Olmo, Ricardo Ripoll Villanueva, Clara Rivas Sugrañes, Pepe Rodado León, Javier Rodas Ortuño, Damián Romero Gomez, Juanjo Salbia Asensio, Domiciano Sandoval Valbuena, Clara Santamaría Jordana, Joaquim Sempere Carreras, Vicente Serrano Lobato, Míriem Solsona Pobes, Joan Tardà i Coma, Diosdado Toledano González, Angels Tomàs Gonzalo, Jordi Trujillo Agulló, Gemma Ubasart González, Isabel Vallet i Sànchez, Lorena Vicioso, Mercedes Vidal Lago, Eulàlia Vintró Castells.

lunes, 16 de febrero de 2015

Convocatoria abierta, participación en el Foro de alternativas al paro, la pobreza y la desigualdad.

 
 
Queridas/os compañeras/os
 
Nos complace adjuntaros la carta de convocatoria en el Foro de Alternativas al Paro, la Pobreza y la Desigualdad que se celebrará en Barcelona los días 24, 25 y 26 de abril de 2015.
Como entidad de carácter social o cívico os invitamos a participar en 3 modalidades posibles:
  • Firma de la Carta de convocatoria del Foro en el espacio que habilitaremos próximamente en la web. www.forumaturpobresaidesigualtat.org
  • Firma de la Carta de convocatoria  y colaborar con el grupo promotor en la organización.
  • Presentación de un taller/mesa debate durante el Foro el sábado 25 de Abril. Las temáticas y el plazo de inscripción se indicarán próximamente.
Como partido político os invitamos a apoyar la Carta de convocatoria y difundir los objetivos del Foro.
Como particular os invitamos a participar en 4 modalidades:
  • Firma de la Carta de convocatoria en el espacio que habilitaremos próximamente en la web. www.forumaturpobresaidesigualtat.org
  • Incorporación al grupo promotor para colaborar en la organización del Foro. Colaboración como voluntario durante los días del Foro.
  • Colaboración en tareas de difusión del Foro (medios de comunicación, redes sociales, etc.)
  • Como oyente
Podéis confirmar vuestra adhesión a la Carta de convocatoria y asistencia al Foro al correo electrónico: correus-forum@outlook.es indicando la/modalidad/es de participaciónEn caso de querer proponer un taller/mesa de debate las temáticas y el plazo de inscripción se indicarán próximamente.
La financiación de los gastos de organización del Foro estará a cargo de las entidades que se adhieran a la convocatoria y organización del Foro. La aportación será de 50 Eur, 100 Eur o 150 Eur en función del tamaño de la organización y se abonará al nº de cuenta IBAN ES57 2100 1147 2702 0015 8772, indicando como titular: “Asociación erradicar la pobreza”, como concepto  “aportación Forum” y como remitente el nombre de la entidad que hace la aportación.
Muchas gracias y esperamos vernos en el Foro.
Atentamente,
Grupo promotor Foro de Alternativas al Paro, la Pobreza y la Desigualdad
 
 
PD: Comunicamos que la próxima reunión será el miércoles 25 de febrero a las 18: 30h en la sede de CONFAVC, C/Aiguader, 18 Barcelona (M-L4 Barceloneta)

jueves, 29 de enero de 2015

¿Una nueva contradicción fundamental?



En el planteamiento de la dialéctica Marxiana que marcó y viene marcando el panorama de las luchas de trabajadores en buena parte del Mundo, éste expuso, entre otros, un axioma fundamental tras analizar la relación entre clases sociales, sus flujos y sus posiciones respectivas en la estructura social. Respecto a las contradicciones entre las clases, Marx destacó una contradicción fundamental del sistema capitalista, es aquella por la que el carácter social de la producción se contradice con la forma de apropiación privada de los beneficios, la llamada contradicción capital-trabajo. Esto tuvo plena vigencia en un contexto de capitalismo industrial, mientras no se habían desarrollado aún procesos importantes de deriva ligada a la acumulación financiera y a la relación conflictiva con la estructura social actual en el sistema capitalista.

Muchos somos los que, sintiéndonos oprimidos por este sistema capitalista, ya hace tiempo venimos proponiendo que no se puede separar la lucha contra el capitalismo del contexto y la caracterización actual de dicho sistema. Hoy el genérico capitalismo, no es capaz de dotarnos de elementos e ideas con el que combatirlo. Es por ello que venimos incidiendo en los factores que nos ayudan a señalar al enemigo a batir y a poder interpretarlo y enfrentarse a él con criterios realistas y eficaces. Por eso preferimos señalar como enemigo al que enfrentarnos al rostro con que el capitalismo aparece ante nosotras en este momento, el neoliberalismo. 

 El desarrollo del capitalismo industrial dentro del contexto de estructura social y fabril fordista del siglo XX, pasó a una fase post-fordista en el mismo momento en que las crisis de los años 70 comienzan a introducir cambios sustancialmente cualitativos en las lógicas con las que cabía analizar y predecir el comportamiento del mercado. El mercado comienza entonces un proceso de “emancipación” de la producción. Por medio de este proceso el mercado de bienes y servicios que era aquel que servía al capitalismo tal y cómo se le conocía, va siendo trascendido, colonizado y ampliamente dominado por unos mercados financieros que se “divorcian” de la economía real o productiva. A ello se debe que a partir de la desregulación de los mercados de capital de finales de los 70 y 80, comiencen a dispararse las tasas de ganancia del capital, ahora financiarizado, y que dichas rentas del capital no se re-inviertan ya mayoritariamente en la economía real de carácter productivo, sino en procesos especulativos que no crean valor, sino que constituyen un depósito de valor sobre los propios soportes dinerarios. Tal es así, que en este momento la OCDE estima que el capital que se mueve alrededor del Mundo para especular multiplica por 74 el PIB mundial.

Este fenómeno de predominio del capital financiero globalizado sobre la economía real ha sido paralelo a una merma importante en los procesos de acumulación capitalista, tal como se venían contemplando. Esto es así debido a que las rentas procedentes de las plusvalías ya no se re-invierten mayoritariamente en la producción, como tenía efecto en el capitalismo industrial, sino que se re-invierten en aquello que hoy aumenta exponencialmente y rápidamente las tasas de ganancia, generando una espiral en el aumento de depósito de valor sobre los soportes y productos dinerarios de todo tipo. Este fenómeno, que con el Neoliberalismo se ha hecho masivo, no es ni más ni menos que la especulación, fenómeno con el que ha disminuido sustancialmente la tasa de acumulación tal como se venía considerando, y que no era otra cosa que la tasa de ganancia que se volvía a re-invertir en el proceso productivo. 

La economía en el Neoliberalismo está al servicio, y marcada y sellada en beneficio de los inversores y de las grandes corporaciones globales, las cuales ya no buscan sus beneficios tanto en la producción, como en las diversas bolsas. Toda la economía – finanzas, producción, mercado laboral, fiscalidad, servicios, medio-ambiente...etc, - los plutócratas la han puesto al servicio de su objetivo fundamental, que no es sino el máximo de ganancia, en beneficio exclusivamente propio y en el corto plazo. Enfrente y desposeída está una ciudadanía diversa y que ya no podemos asimilar al proletariado urbano industrial por diversos motivos: 

- Porque la economía de lo “intangible”, que fundamentalmente es reproducida a nivel familiar y social por las mujeres, los cuidados y servicios varios que la sociedad no remunera, no estaba desarrollada en los análisis del siglo XIX y aparece con fuerza en los movimientos sociales que surgen a raíz de Mayo del 68, constituyendo hoy un elemento esencial aportado por la economía feminista. 

- Porque los límites que se han de poner al progreso tecnológico y de formas de vida en un sistema mundo con claros indicadores de riesgo ecológico, han de reorientar las formas de producción, consumo y vida en la dirección de la sostenibilidad ecológica. Y el valor trabajo habría de quedar asimismo en proceso de reflexión, análisis y reconversión. El ciudadano proletario del S XIX es solo una parte de la ciudadanía y no constituye ya, desde luego, la norma. 

- Porque una parte importante de riesgos hoy son globales y no pueden ser abordados ya desde ámbitos territoriales, políticos y de respuestas ciudadanas estatales. La contaminación medio-ambiental, mercado laboral, finanzas y fiscalidad, terrorismo, entre otros importantísimos aspectos requieren de respuestas globales y de una ciudadanía unida en las respuestas desde lo social a nivel internacional y global. Es necesaria la emergencia de una ciudadanía con conciencia global. 

- Porque al proletariado urbano y campesinado, se han ido añadiendo en los agravios del capital financiero, una población importante y mayoritaria en el sector servicios, cooperativistas y economía social, autónomos que trabajan por cuenta propia, pequeños y medianos empresarios que desde lo local apuestan por la economía productiva y el bienestar, profesiones liberales y mundo universitario y en general un conjunto de agentes e instancias productivas, dentro de lo que llamamos economía real. 

- Porque el enfoque global por otro Mundo posible cuestiona los análisis etnocéntricos realizados en el mundo desarrollado y hace emerger realidades de pobreza y exclusión en el mundo empobrecido y en vías de desarrollo, en las que se denota la huella que ha tenido la dominación de los países desarrollados durante décadas, primero durante la colonización y ahora mediante el sometimiento, la expoliación, explotación y comercio desigual. Esta realidad emerge a la conciencia de un primer Mundo que sistemáticamente ha silenciado su instrumentalización de estos países en su beneficio.

Es cierto que se sigue dando la contradicción entre los poseedores de los medios de producción y los que producen la riqueza pero no la disfrutan y esta contradicción está lejos de resolverse. No obstante hoy, en el mundo globalizado de las finanzas, la economía real y el mundo del trabajo son los grandes perdedores de las apuestas de los inversores en el Gran Casino financiero. El desarrollo de la teoría de las contradicciones nos lleva a situar la lucha real en estos momentos en un nuevo estadio de prioridad dialéctica. La contradicción primera a encarar, que es fundamental hoy, es aquella que pervierte la producción y los proyectos vitales de la ciudadanía mundial en función de la ganancia exponencial e inmediata de unos cuantos. Esta nueva contradicción fundamental es: ciudadanía democrática - mercados financieros.

En función de ello hemos de construir amplios frentes globales capaces de vencer al sistema neoliberal financiarizado. El enemigo de la ciudadanía democrática hoy, está claro, es el poder financiero. Contra él hay que unirse y al mismo tiempo tenemos que empezar por la responsabilidad de no alimentarlo, cada uno que tome nota. 

Antonio Fuertes Esteban

viernes, 23 de enero de 2015

Los paraísos fiscales europeos, al servicio de las corporaciones globales.







Antonio Fuertes Esteban. ATTAC Acordem

Texto de la intervención como ATTAC Acordem en el 1er Foro del Sur de Europa.




La Unión Europea se ha construido como espacio financiero sin fronteras y sin autoridad reguladora como tal, por lo tanto descontrolado, al BCE no se le otorgan atribuciones en este sentido. Dejando el sistema financiero europeo al arbitrio de los mercados.

Las políticas comunes neoliberales de los tratados de la UE han sido firmadas y ratificadas por los estados sin apenas debate. Estas han prescrito la absoluta libertad en los movimientos de capital en el interior y con el exterior de la UE. Al mismo tiempo dichas políticas permiten y avalan la actividad opaca de los paraísos fiscales del entorno europeo, conectados al servicio del poder global de las finanzas y las corporaciones globales.

Estos paraísos fiscales hacen vulnerable a la UE y a sus países miembros, reduciendo los ingresos públicos mediante la evasión fiscal; generando abusos especulativos y proveyendo la banca en la sombra fuera de cualquier tipo de supervisión, con lo que provocan inseguridad financiera y crisis e incentivan la corrupción política,  el terrorismo y la delincuencia organizada e incontrolada.

La UE permanece impasible y no controla en su territorio de soberanía política a los poderes económicos transnacionales, poniendo la opacidad de sus paraísos fiscales a su servicio. Permite a 3 paraísos fiscales en su seno y no regula su relación con los otros 7 territorios paraísos fiscales del espacio económico europeo, manteniendo con ellos acuerdos económicos y comerciales preferenciales mientras que estos compiten deslealmente con los demás países de la UE. Ello solo tiene un objeto: Poner a la UE al servicio de las corporaciones transnacionales y no de las personas. Las políticas favorables a los centros offshore suponen consecuencias nefastas para sus estados miembros y socaban sus capacidades para atender las demandas de su ciudadanía.

Los paraísos fiscales constituyen un obstáculo insalvable para una construcción política y económica europea de carácter autónomo, soberano y democrático, de aquí que la lucha social y política por su erradicación sea tan necesaria. Sin embargo y a pesar de ello, hoy todos los gobiernos de la UE y la propia UE reconocen la legalidad del ordenamiento jurídico de los territorios offshore, que albergan el secreto bancario, las sociedades instrumentales y filiales bancarias, los trust o fideicomisos y los vehículos especiales de in versión como figuras jurídicas propias al servicio de los capitales móviles y las corporaciones.

La ciudadanía europea organizada, que ve impotente como se están perdiendo los derechos económicos y sociales adquiridos con los efectos de la crisis como única escusa, ha de reaccionar y movilizarse en Europa para cuestionar lo que está en la base y es la causa de su pérdida de derechos, aquellos instrumentos de las finanzas que constituyen armas a su servicio para imponerse a la soberanía de los países. 

Los paraísos fiscales son junto al desarrollo imparable de la especulación, la generación de la deuda pública ilegítima para el salvamento de los sistemas financieros, la privatización y concentración casi total del sistema bancario y el ataque a los sistemas fiscales, las principales armas de destrucción masiva que socaban la democracia en Europa e impiden que pueda construirse una economía al servicio de la sociedad. Lo que es descorazonador es que sean los gobiernos elegidos por el pueblo los que han legislado las políticas que hacen posible el desastre.

Las políticas que desde la cumbre del G-20 en Londres se han desarrollado internacionalmente, con el pretexto de implementar medidas para abolir los paraísos fiscales, han constituido una auténtica burla a la ciudadanía, una cortina de humo que ha hecho posible que dichos territorios offshore hayan adquirido visos de honorabilidad al desaparecer de la lista de paraísos fiscales de la OCDE, cuando en realidad no ha cambiado sustancialmente su funcionamiento.

La sociedad organizada ha de pedir a las fuerzas políticas de cambio en Europa que desplieguen la bandera contra los paraísos fiscales en la UE y al mismo tiempo organizarse para exigir medidas a los gobiernos para combatirlos a nivel local:

-     Los partidos de la izquierda europea tienen la responsabilidad de abanderar el combate contra los paraísos fiscales en Europa y la UE y la sociedad europea ha de requerirles y organizarse para ello.

-    Combatir el secreto bancario en Europa es un imperativo democrático. Para ejercerlo las instituciones políticas de la Unión Europea han de reconsiderar la relación de trato preferencial hacia estos países en el caso que no cambien su corrosivo sistema jurídico offshore.

-   Es ineludible en el corto plazo introducir en la agenda política europea la necesidad de realizar acuerdos bilaterales efectivos de intercambio automático de información desde la UE con estos territorios. Las autoridades tributarias o judiciales han de poder reunir la información necesaria en el ejercicio de sus funciones democráticas.

 -   Desde la UE se habría de promover activamente a nivel internacional el debate hacia el cambio en las normativas contables de las sociedades, que haga posible que las sociedades transnacionales paguen a las haciendas locales por sus beneficios en cada uno de los países en que operan.
 
-      Las autoridades gubernamentales y parlamentos Europeos y estatales han de promover medidas legislativas para que desde las administraciones no se contrate con aquellas empresas que tengan sociedades instrumentales ubicadas en paraísos fiscales.

-     El recurrido tópico sesgadamente interpretado de la unión fiscal, ha de comenzar por acuerdos fiscales hacia la armonización en la UE y espacio económico europeo, eso resulta imposible con los paraísos fiscales.

La lucha para la abolición de los paraísos fiscales, agujeros negros de las finanzas,  es un imperativo democrático, ecológico y social y este foro debería de realizar una declaración en este sentido.