martes, 24 de febrero de 2009

Minicumbre europea en Berlin: mucho ruido (mediático) y pocas nueces(decisiones concretas)




Juan Hernández Vigueras.

Publicado en el blog:

La Europa Opaca de las finanzas
http://www.laeuropaopacadelasfinanzas.com/


“Europa quiere que el G-20 ponga coto a los paraísos fiscales” “La UE pedirá la regulación de todos los productos financieros”Eran los titulares del lunes 23 febrero 2009 en primera página de un periódico, antes independiente por la mañana y ahora, global. Los demás decían casi lo mismo y con el mismo escaso fundamento.Ejemplos de desinformación interesada, mero eco de los comunicados de prensa y “charletas” de los portavoces de la campaña mediática de unos gobiernos que siguen sin querer abordar en serio la reforma de un sistema financiero global en crisis y apoyado en la opacidad de la banca en la sombra.

Primera falsedad: En la reunión del domingo 22 febrero 2008 en Berlín, preparatoria de la reunión del G-20 en Londres, a la que se refería la información amparada por esos titulares, no asistió Europa ni siquiera la Unión Europea sino solamente siete países europeos (Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, España, Holanda y la República Checa por su presidencia euro escéptica). Los socios restantes no saben y ya veremos que contestan.

Segunda falsedad: En la prensa internacional no aparece ningún documento que acredite tal acuerdo explícito contra los paraísos fiscales ni menos que la Unión Europea haya pedido una regulación de todos los productos financieros. ¿A quien tiene que pedírsela cuando podría hacerla por si misma?

Tercera falsedad: Los supuestos acuerdos para suprimir los paraísos fiscales.¡Ojalá hubieran acordado todo eso!

¿Está de acuerdo Berlusconi que ha llegado a Presidente del Gobierno italiano, gracias al secretismo de los paraísos fiscales, como cuento en La Europa opaca de las finanzas. Y sus paraísos fiscales offshore?

¿Está de acuerdo Brown en suprimir los centros offshore británicos, quien como Ministro de hacienda del gobierno Blair fue incapaz de aplicar a Jersey y a las islas del Canal las recomendaciones de transparencia del Informe Edwards?

¿Está de acuerdo Merkel que no ha pedido la expulsión de Liechtenstein del Espacio Económico Europeo que le asocia a la UE, a pesar del amparo que presta a la evasión fiscal en Alemania y en Europa, como demostró el famoso DVD adquirido ilegalmente por su gobierno hace menos de un año?

¿La Comisión europea acepta ahora regular los fondos de alto riesgo o hedge funds, cuando lleva dos años oponiéndose a su regulación como le ha pedido el Parlamento europeo?

¿Por qué no explican el incumplimiento en la aplicación de la tercera directiva antiblanqueo dirigida contra los paraísos fiscales porque casi nadie ha traslado a sus legislaciones antes de terminar 2007, como estaba previsto?

¿Por que los gobiernos europeos, incluido el gobierno Zapatero, ayudan con dinero público y avalan a los bancos, sin exigirles que supriman sus filiales en notorios paraísos fiscales donde no tienen negocio bancario local?

Con Obama muy ocupado en los propios problemas económicos e intereses imperiales de EEUU, podemos anticipar ya los decepcionantes resultados de la próxima cumbre del G-20 en Londres, entre otras razones, porque ningún gobierno europeo parece capaz de adoptar medidas de control sobre la banca y las finanzas para superar la crisis del sistema bancario.

Por eso, entre tanto, ¡tenemos política de ruido mediático para distraer al personal agobiado por la crisis de sus bolsillos!.-