jueves, 30 de abril de 2015

Los paraísos fiscales: Cómo generan paro pobreza y desigualdad



Estas son las principales ideas de síntesis recogidas en el taller: “Paraísos fiscales. ¿Cómo generan paro, pobreza y desigualdad?” desarrollado el 26 de abril de 2015 en el marco del Fòrum d’alternatives a l’atur, la pobresa i la desigualtat”

Principales ideas sobre los paraísos fiscales: 

Los paraísos fiscales constituyen un instrumento imprescindible para el funcionamiento del capitalismo financiero global. Su única función es servir a este sistema global, oligárquico e injusto, redistribuyendo las rentas mundiales desde la ciudadanía y el trabajo hacia el capital. Este capitalismo financiero sirve a la norma del beneficio y de la acumulación capitalista en mayor grado que el capitalismo industrial y es por ello que lo subsume y sustituye habiéndonos instalado en una fase de capitalismo de casino, en el cual los paraísos fiscales son íconos necesarios e insustituibles. 

Esta re-distribución en beneficio de las personas acaudaladas y de las grandes empresas estatales o transnacionales que constituyen los capitales móviles y en contra los capitales fijos constituidos por las rentas del trabajo, se realiza a diversos niveles:

 – Los paraísos fiscales constituyen plataformas especulativas y de grandes negocios: Especulan desde su cobertura opaca sobre múltiples productos (títulos financieros, productos básicos y alimentos, servicios, medio ambiente,…etc). Generan con ello multimillonarios beneficios, al mismo tiempo que burbujas financieras, inestabilidad, crash y crisis sistémicas. Producto de estas crisis, los estados se endeudan aberrantemente para salvar a bancos y empresas.

- Alimentan la banca en la sombra, que en este momento se calcula en 75 billones de dólares (superior al PIB mundial). Este desequilibrio entre activos y pasivos de las entidades bancarias constituye un gran riesgo para el sistema financiero mundial imposible de regular ya que los bancos no introducen en sus balances anuales la parte opaca de sus finanzas, por lo que resulta imposible realizar una supervisión consolidada del sistema. 

– El que los territorios paraísos fiscales gocen de un marco jurídico que garantiza la opacidad y la nula o baja tributación, supone que atraen capitales provenientes de grandes fortunas y empresas, que mediante la elusión, la evasión o el fraude fiscal vacían a los estados de los ingresos necesarios para mantener puestos de trabajo y para proveer los servicios y prestaciones públicas propias de un Estado democrático de derecho. Esta especificidad de los paraísos fiscales contribuye pues a desposeer a los estados y a la ciudadanía, creando paro, pobreza y desigualdad.

¿Qué medidas exigir para combatirlos? 

Los paraísos fiscales no tienen ninguna función social, todas son contrarias al bien común global de las personas y los pueblos y por lo tanto hemos de luchar hasta conseguir su erradicación, no valen reformas.

La ciudadanía ha de movilizarse para exigir medidas contra ellos, ya que en este momento no hay ningún gobierno que los cuestione en serio y exija su erradicación. Sirven además de a la oligarquía financiera internacional a los gobernantes corruptos.Las finanzas son necesarias en un mundo desarrollado para hacer posibles los proyectos sociales que benefician a la gente, sin embargo están absolutamente corrompidas. Han de servir para el bien común y no el de una oligarquía mundial. Si queremos estados democráticos de derecho, movilizarnos contra los paraísos fiscales es apremiante y necesario.

– Combatir el secreto bancario en Europa es un imperativo democrático. Para ejercerlo las instituciones políticas de la Unión Europea han de reconsiderar la relación de trato preferencial hacia estos países en el caso que no cambien su corrosivo sistema jurídico offshore.

– Es ineludible en el corto plazo introducir en la agenda política europea la necesidad de realizar acuerdos bilaterales efectivos de intercambio automático de información desde la UE con estos territorios. Las autoridades tributarias o judiciales han de poder reunir la información necesaria en el ejercicio de sus funciones democráticas.

– Desde la UE se habría de promover activamente a nivel internacional el debate hacia el cambio en las normativas contables de las sociedades, que haga posible que las sociedades transnacionales paguen a las haciendas locales por sus beneficios en cada uno de los países en que operan.

– Las autoridades gubernamentales y parlamentos Europeos y estatales han de promover medidas legislativas para que desde las administraciones no se contrate con aquellas empresas que tengan sociedades instrumentales ubicadas en paraísos fiscales.

– Es necesario dotar a las agencias tributarias de medios humanos y materiales para perseguir la evasión y el fraude fiscal de las grandes empresas y fortunas. 

La sociedad civil organizada ha de proponerse presionar para su erradicación. En este sentido animamos a apoyar la movilización europea Marcha a Bruselas que se despliega entre finales de agosto y septiembre de 2015 en diversos países europeos, entre ellos el nuestro y que tiene como principales ejes de su acción: 

– Oponerse a las políticas de “austeridad” reformas laborales y de privatización de servicios públicos dictadas por la Troika.
– Apoyar las decisiones democráticas de los pueblos y en particular del pueblo griego.
 -Acabar con los paraísos fiscales en la Unión europea. 
– Detener las negociaciones secretas del TTIP.