jueves, 31 de mayo de 2012

La sociedad indignada exige juicio a los culpables



Porque culpables son los que, desde el poder político y económico, nos han llevado a la crítica situación actual de paro y devaluación democrática y social, con una degradación sustancial del Estado de derecho.

Porque mientras una minoría ha ido acumulando riqueza de forma obscena, la mayoría de ciudadanos de este país han visto empeorar su situación, muchos hasta la extrema pobreza.

Porque en este país los políticos, mayoritariamente y salvo honrosas excepciones, en vez de hacerse eco de la justa indignación ciudadana, como sería su deber ante un clamor general que exige responsabilidades en la generación de la crisis de la deuda; permanecen pasivos mientras vuelven a salvar a las entidades financieras responsables con el dinero del Estado, o sea, de toda la ciudadanía.

Porque la ciudadanía está harta de políticos corruptos o acomodados en sus escaños, que defienden los intereses de sus partidos y de las grandes empresas y grandes bancos, hurtando continuamente la democracia en este país a sus ciudadanos.

Porque perseguir a los culpables del delito es propio de un estado democrático, que ha de igualar a todos ante la ley. Lo que está sucediendo en los últimos tiempos en España, solo tiene parangón en países de escasa calidad democrática, que poco a poco van deslizándose hacia tiranías camufladas bajo un formalismo democrático pero con  pilares en ruinas.

Porque la desafección de los ciudadanos ante los asuntos comunes es cada vez mayor, dado el pérfido y nefasto ejemplo que desde las instituciones políticas, económicas o de la judicatura dan quienes, por ocupar puestos de responsabilidad, habrían de mantenerse justos e incorruptibles.

Porque mientras no se lave la suciedad que las élites de este país han dejado adherida a nuestra historia más reciente, será imposible volver a despertar la motivación ciudadana que vuelva a regenerar la vida social.

Porque los pueblos tienen derecho a exigir castigo a quienes deterioran la vida y la convivencia y si no se da, a rebelarse contra quienes ejercen el mal gobierno.

Somos muchos los afectados, los indignados por la falta de respuesta de los poderes públicos ante los desmanes cometidos por los bancos, supervisores financieros y políticos corruptos e irresponsables, ello ante la complicidad de un sistema judicial arbitrario y entregado al poder político y económico.

Y somos muchos que ante la falta de leal representación, respeto, y justicia saldremos a las calles hasta conseguir lo que cualquier democracia ha de asegurar al pueblo, justicia y dignidad!!

No, no nos representa un parlamento irresponsable y de espaldas al pueblo, no nos despiertan seguridad jueces arbitrarios o injustos, cuando no comprados. No nos representan porque han entregado el país al poder tiránico y codicioso de las instituciones financieras internacionales y nacionales, globalizadas contra la ciudadanía mundial, sin regulaciones por obra y gracia de gobiernos súbditos del poder financiero como los nuestros en democracia.

Exigimos castigo a los culpables de la crisis de la deuda!! No pararemos hasta que no sean juzgados y condenados ¡¡ Justicia ya!!

Firman:

ATTAC Acordem
Assemblees ciutadanes constituents
Carta al banquer
Nova – Innovació Social
Plataforma no al tancament del Cap Can Trias de Viladecavalls
Rosa Regàs


Las organizaciones/asociaciones que quieran firmar escribir un e-mail a
anfues@yahoo.es