sábado, 6 de marzo de 2010

La CGT solicita el embargo de los bienes particulares de Gerardo Díaz Ferrán para pagar los salarios


FETYC CGT

El pasado 25 de febrero, la Confederación General del Trabajo (CGT) ha iniciado en representación de sus afiliados, en los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid, las acciones judiciales pertinentes para que, si en un plazo de veinte días no se abonan los salarios de octubre y noviembre debidos a los trabajadores, se lleve a cabo el embargo de los bienes del presidente de la CEOE.

Los casi setecientos trabajadores de Air Comet se encuentran en una situación dramática, en algunos casos con siete, ocho y nueve mensualidades pendientes de cobro. En este momento la plantilla está en una suspensión temporal de sus contratos de trabajo y, hasta el mes de marzo, no cobrará el desempleo. La aerolínea, propiedad e Gerardo Díaz Ferrán, suspendió sus actividades el pasado 21 de diciembre, después de que un juez británico embargara parte de su flota por los impagos, dejando en tierra a cientos de pasajeros y sin ninguna actividad a la plantilla, que, en ese momento, ya había estado un largo periodo sin recibir sus nóminas. Hasta el momento ni la aerolínea, ni sus propietarios (Gerardo Díaz Ferrán y su socio Gonzalo Pascual) se hayan hecho responsables ante ninguno de los afectados, ni clientes ni trabajadores.

Sin embargo, la presión de los trabajadores dio su fruto, la huelga que llevaron a cabo los trabajadores en noviembre del pasado año ante los impagos de sus salarios provocó que Gerardo Díaz Ferrán se hiciera personalmente responsable del abono de las nóminas de octubre y noviembre. Hasta la fecha muchísimos trabajadores no han conseguido que se les abonen estos meses, pese a la desahogada situación económica del presidente de la CEOE, lo que ha llevado a este sindicato a iniciar las acciones judiciales.

En estos últimos tiempos muchos trabajadores han visto como, debido a la crisis creada por una clase empresarial especuladora, abonada al capitalismo de ruleta y que tiene como único objetivo el engorde de sus cuentas bancarias de la que el señor Díaz Ferrán es el principal representante (orgánico y práctico), sus cuentas eran embargadas después de quedarse en desempleo y no poder hacer frente a las hipotecas a las que los propios especuladores les han atado. Ya va siendo hora de que los auténticos culpables de la crisis sean los que la paguen.

Sección Sindical de la CGT en Air Comet