jueves, 17 de diciembre de 2009

Taghjijt: represión brutal por reclamaciones triviales




por Attac/Cadtm Maroc
17 de diciembre de 2009





Sentencias de 12 meses de prisión. Un activista de Attac Marruecos condenado a seis meses de prisión


Taghjijt es un oasis de unos 7000 habitantes, situado al sureste de Agadir en el sur de Marruecos.



Para la fiesta de los corderos, varios jóvenes de Taghjijt, estudiantes en otras ciudades de Marruecos, regresaron al país para pasar las vacaciones con sus familias. Pero hay problemas de transporte para regresar a sus universidades. Treinta de ellos se dirigen el 1 de diciembre, al caidato (oficina del Caïd o governador) exigendo transporte y algunas otras reivindicaciones de orden social (una biblioteca para la Casa de la Juventud, etc ...). En respuesta, el Caid hace detener a tres jóvenes que habian ido a presentar el dossier reivindicativo.






La delegación se convierte en manifestación masiva de protesta y el caidato hace intervenir a la policía, que dispersa violentamente a los manifestantes para evacuar a los detenidos a la capital provincial, Guelmim.






Durante varios días la ciudad está bajo asedio, se llama a refuerzos de la policía y fuerzas auxiliares, se controlan las entradas y salidas de Taghjijt y se busca activamente una lista de personas designadas por el Caïd. Hay mas arrestos: el propietario de un cibercafé será ingresado durante dos días en el hospital de Guelmim después de ser torturado en uno de los locales de la municipalidad.


En total 5 personas fueron detenidas y de víctimas se transforman en agresores porque están acusados de desacato a los funcionarios en el ejercicio de sus funciones y de destrozos en establecimientos públicos (recordemos que tres de ellos ya estaban detenidos antes de la intervención de la policía ¡como parte de una delegación pacífica!).



El jueves, 10 de diciembre, una caravana procedente de todas las ciudades y aldeas de los alrededores acude a la llamada de los grupos de Attac en la región, para demostrar su solidaridad con los presos y los habitantes de Taghjijt.



El martes, 15 de diciembre se celebra el juicio a los 5 detenidos en el tribunal de 1 ª instancia de Guelmim. Muchos parientes y amigos vinieron para asistir al juicio, así como los miembros de Attac y de organizaciones de derechos humanos. El veredicto al final de la jornada es:



Abdellah Boukfou condenado a un año de prisión
Abdelaziz Selami (de la dirección de Attac Guelmim) y Habib Ahmed y Mohamed Chouis son condenados a 6 meses de encierro
Bashir Hizam, blogger, fue condenado a cuatro meses de prisión
Todos también fueron multados con 500 dirhams cada uno.



Una represión y un proceso de una severidad inverosímil que transforma un simple problema de transporte ante el Caïd en un escándalo nacional e internacional y confirma el giro hiper-securitario adoptado por el gobierno marroquí. Después de las luchas de Sidi Ifni y frente a un movimiento social de múltiples facetas que crece por todo Marruecos, sobre todo en muchas localidades del sur de país, el Estado marroquí manifiesta un nerviosismo evidente ante cualquier contestación organizada, por trivial y benigna que sea, lo que es coherente con su incapacidad para ofrecer soluciones a la inseguridad, el desempleo y la marginación que vive la región.



En cuanto a la justicia, tales procesos confirman una vez más su carácter expeditivo y su total dependencia de las decisiones del poder. Porque no es un incidente aislado: un proceso similar se llevó a cabo ante el mismo tribunal la semana anterior: jóvenes desempleados de Assa (a unas pocas decenas de kilómetros de Taghjijt) fueron procesados por pedir las tarjetas de solidaridad Nacional (que dan acceso a puestos de trabajo de interés público, de corta duración).



En cuanto a juicios a estudiantes, se multiplican en toda la geografía de Marruecos. En Fez, Marrakech, Agadir, se celebran juicios, uno tras otro, imponiendo a decenas de estudiantes detenciones durante largos meses en prisión "de facto", porque se les niega la solicitud de libertad bajo fianza.



Selami Aziz y sus compañeros deben ser liberados. Haced circular la información. Escribid cartas de protesta a






M. Abdelwahab Radi Ministerio de Justicia: Fax 00 212 0377 23710 courrier@mj.gov.ma
M. Abbas El Fassi, Primer Ministro: Fax: 00 212 0377 61777 courrier@pm.gov.ma
M. Chakib Benmoussa - Ministro del Interior: Fax 00 212 0377 6686 1 o 212 037767404 courrier@mi.gov.ma